¿Una definición de elearning?

Continúo mi tarea de tratar de llegar a una definición mínima del concepto de “elearning”. No es fácil llegar a una definición de consenso debido a la profusión de términos que se presentan como sinónimos o que se sitúan muy cerca y, a veces, llenando partes del espacio conceptual del elearning. Además se observa una hiperinflacción terminológica por la que prácticamente cada autor o iniciativa se ve obligado a proponer un término que sea diferente al anterior no sé si para ganar protagonismo. He ido anotando algunas definiciones, que después he reunido en la página glosario de este blog, para intentar llegar a alguna idea clara. Estas son algunas de los puntos a los que he llegado.

En primer lugar, hay una línea conceptual que iguala elearning con el aprendizaje a distancia. Tradicionalmente el aprendizaje a distancia usó medios de telecomunicación precisamente para salvar el escollo de la no presencialidad. Las nuevas TIC por tanto son la continuación de la tradición del uso de tecnología en la enseñanza a distancia. Está de más señalar que la implantación de internet desplazó a todas las tecnologías anteriores y se hizo la tecnología dominante en el aprendizaje a distancia.

En segundo lugar, con elearning se hace referencia a los aspectos técnicos derivados del diseño implantación y uso de software especialmente diseñado para el aprendizaje. Se habla entonces de estándares, de usabilidad, de manejabilidad, etc. Como se puede ver, todos los términos haces referencia más bien al software que al aprendizaje. En los últimos años, el mobile learning sería un ejemplo de esto. Diseñar software para los teléfonos de última generación destinados al aprendizaje.

En tercer lugar, se habla de elearning para hablar de cualquier proceso de aprendizaje mediado por la tecnología. Debemos entender tecnología por las TIC y aquellas tecnologías derivadas de la implantación masiva de los ordenadores personales y de Internet. Esta implantación ha tenido tal impacto en la sociedad y en la cultura de los últimos años que casi el término elearning ha dejado de tener sentido (al menos teóricamente y dejando el tema de la brecha digital y la accesibilidad a un lado) ya que en todo proceso de aprendizaje se usan estas tecnologías. Iniciativas como las de un ordenador por niño en diferentes países, serían un ejemplo de esto. En cualquier caso el impacto de los ordenadores y de Internet en la generación y manejo de la información y del conocimiento ha sido tal que el aprendizaje, relacionado con lo anterior, también se ha visto sacudido. Las consecuencias de ese impacto, las resistencias y cambios en la enseñanza pre-internet que ello provoca y las formas de hacer un uso didáctico de esa tecnología serían algunos de los temas más debatidos cuando se habla de elearning en este sentido.

A partir de aquí, me hago varias preguntas que serán uno de mis objetivos para este curso:

  • ¿Podemos superar completamente la identificación entre elearning y aprendizaje a distancia?
  • ¿El elearning es cuestión de diseño de software específico y el profesor deberá ser además programador o, al menos, tener una alta competencia en el diseño de software?
  • ¿El elearning no tiene sentido porque todo aprendizaje se hará (se hace) con las nuevas tecnologías? Si admitimos esto, ¿qué impacto tiene la tecnología en el aprendizaje y en la educación desde el punto de vista institucional: estamos ante un nuevo paradigma de aprendizaje y de educación?

Personalmente, son las dos últimas preguntas las que más me interesan, aunque espero poder si no resolver, por lo menos pensar sobre todas ellas durante el curso. Por supuesto este planteamiento no es un estado de la cuestión riguroso y definitivo, sino más bien mi punto de partida y una explicitación de las cosas que me preocupan e interesan. De más está decir que agradeceré las críticas y la discusión.

2 pensamientos en “¿Una definición de elearning?

  1. Hola Daniel, tanto en tu primera entrada como en esta segunda con las múltiples definiciones sobre el Elearning, me parecen muy interesantes tus aportes… Me ha llamado la atención el modelo que expones de Ismael Peña sobre competencia digital, donde mencionas como elementos la competencia tecnológica, informacional, el uso de medios, la presencia digital y la “conciencia digital”… Pienso que ahí esta el kit del asunto, en un proceso de Elearning, donde me identifico más con la definición que das “de un proceso de aprendizaje mediado por la tecnología”, es fundamental tener conciencia de los medios, las herramientas, la interacción con otros y que los datos electrónicos (como asumo yo “digital”), son puestos en la red, sólo eso, datos, que algún receptor asumirá como información, otros asimilaran esa información como importante o no, de acuerdo a los significados intrínsecos o extrínsecos que para cada uno tenga ese “mensaje”, esos datos generarán quizá reacciones positivas o negativas, esos datos producirán un sentir en las personas, porque finalmente eso es para mi la conciencia digital, darme cuenta que la información que transmito en estos medios, llega a personas, personas con conocimientos previos para recibir y percibir en menor o mayor medida mi mensaje, personas con sentires que reaccionaran de una u otra forma según sus esquemas personales. Además esa conciencia digital trae enormes implicaciones para el diseño instruccional, porque me implica esforzarme en diseñar unos contenidos y unos medios, para que las personas implicadas en ese proceso (objetivo del diseño), les llegue el mensaje que realmente quiero que les llegue, que no se distorsione en el camino, que no lo mal interpreten, sino que sea lo más fluido, diáfano y accequible para ellos (los receptores de ese proceso)… Gracias Daniel por ponerme a pensar en términos de “elearning”. Maru.

    • No, por favor. Gracias a ti Maru por tu comentario. Efectivamente el modelo de ISamel Peña tiene la virtud de hacernos conscientes de que supone la tecnología en nuestras vidas y saber actuar en consecuencia. Creo que las competencias digitales son un elemento clave del elearning ya que es el requisito previo para que un proceso de aprendizaje mediado por la tecnología sea fructífero. Podríamos hacer una analogía con la educación de la galaxia Gutenberg, que diría McLuhan. Si a los niños se les enseña a escribir y leer al inicio de su escolarización para que puedan tener las herramientas que después le permitirán aprender, se debería, por tanto, alfabertizar en lo digital a los estudiantes de era Internet para que adquieran las competencias necesarias para poder aprender de forma exitosa en su tiempo.
      Por otro lado, tomar conciencia de lo digital, de cómo influye en nosotros y de cómo nos afecta es también un elemento clave. Como tú bien apuntas, es importante ser consciente de qué información compartimos, creamos o generamos, cómo va a ser recibida, saber comunicar nuestro mensaje (como educadores esto es fundamental) etc. Igualmente este es el principio para poder desarrollar un pensamiento crítico al respecto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s